Publicado: 28 de Diciembre de 2016 a las 12:56

El pelo dañado tiene solución. Y no es cortar por lo sano. El único secreto está en conocer las formas para devolverle la elasticidad y aportarle más y más hidratación.

¿Por qué mi pelo se ha estropeado tanto? Es una de las preguntas que las mujeres solemos hacernos constantemente. El cabello dañado puede deberse a diferentes factores, ya sea la exposición al sol, los tratamientos químicos o el propio estrés. ¡Y no nos olvidemos de las planchas y los rizadores!

En esta sección te contamos cómo recuperar el cabello dañado siguiendo unas pautas muy sencillas. No es para menos, porque contaremos con la ayuda de nuestros mejores profesionales. Con estos tips, conseguirás una melena espectacular y saludable en muy poco tiempo.

Es muy importante que le dediques el tiempo suficiente a mimar tu melena porque la clave para que vuelva a estar como antes es la constancia. No pretendas que tu cabello recupere toda su fortaleza de la noche a la mañana. Paciencia y sobre todo, no le quites el ojo a esta sección porque te prometemos que te será de gran utilidad.

Por cierto, yo que tú fichaba la sección Consejos de los expertos porque... la sabiduría de un buen estilista, por desgracia, no la tiene una madre (¡por mucho que sepa sobre todo!).

¿Cómo cuidar tu cabello en invierno?

"Winter is coming". Y con él vienen las lluvias, vientos, nieve, humedad... Pero ¡no os preocupéis! Tenemos trucos infalibles contra estos males que mantendrán vuestro cabello sano y protegido en esta estación que está por llegar.

Con la llegada del invierno nuestro pelo sufre ya que afectan en él muchos factores: la humedad, el frío y la lluvia del exterior hacen que nuestro pelo se encrespe y pierda brillo y el calor de las calefacciones provoca que nuestro cabello se seque. Por eso, es necesario que tomemos medidas para combatir esto: 

¡Corta por lo sano!

Después del verano, nuestro cabello está muy debilitado y estropeado, debido al exceso del sol, al cloro... por eso, si después del verano aún no has pasado por la peluquería ¡este es tu momento! Es fundamental que cortemos nuestro cabello, aunque sean solo las puntas, para sanearlo y deshacernos del cabello dañado.

Hidratación

Si mantienes tu cabello hidratado estará más protegido de los factores externos que afectan a nuestro cabello. Utiliza mascarilla cada 7-10 días y acondicionador siempre que laves tu cabello y si es necesario, aplica un aceite después del lavado.

Di NO al efecto frizz

La humedad y el frío hacen que nuestro pelo se encrespe pero, utilizando los productos adecuados podemos conseguir que esto no ocurra. Hay una gran variedad de productos anti encrespamiento: champús, acondicionadores, cremas... como por ejemplo nuestra gama de productos Frizz Dismiss. También existen otros trucos para evitar este problema como por ejemplo llevar el cabello largo, ya que pesa más y se encrespa menos, no utilizar planchas o no usar cepillos de metal ¡Todo tiene solución!

No estés con el cabello mojado

En esta época del año el cabello está mucho más débil y por eso, no es conveniente que salgamos a la calle con el cabello mojado ya que, a parte del resfriado que puedes coger, tu cabello se puede romper. 

Evita la caída excesiva del cabello

La caída del cabello varía en función de la estación. En otoño e invierno es normal que notemos que nuestro cabello se cae más. Lo normal es que perdamos unos 100 pelos al día (algo más en esta época del año). Si notas que se te cae demasiado, no dudes en tomar medidas para solucionar este problema. Utiliza productos que contengan pocos químicos, toma proteínas, evita recogidos tirantes y ¡evita el estrés!

¡Utiliza siempre un protector térmico!

En esta época del año abusamos más de las planchas y secadores, ya que nuestro cabello se vuelve más rebelde y no es conveniente dejar secar el cabello al aire libre cuando hace mucho frío. Por eso, es necesario que apliques siempre un protector térmico, para mantener el cabello protegido y no dañarlo.